Contenedores de basura con WiFi

contenedores-basura-ny-wifi

contenedores-basura-ny-wifiLa necesidad de estar conectados en todo momento y no perder el hilo de lo que sucede tanto con nuestro círculo social como en todo el mundo nos ha llevado a, por una parte, depender de un teléfono móvil con internet y, por otra parte, a que las diferentes empresas maximicen sus esfuerzos por ofrecernos buenos estándares de conectividad a cambio, quizás, de un poco de publicidad que a estas alturas ya no nos resulta molesta.

Evidentemente, las grandes urbes funcionan como polos de desarrollo de estos proyectos que buscan sumergirnos en esa hiperconectividad que poco a poco llega a todo el mundo pero que, desde luego, nacen en esas mega ciudades que operan como base de los cambios que nuestra sociedad exige. Y, como es de esperarse, Nueva York se pone un paso adelante de todo este proceso.

Conectividad made in reciclaje

Desde hace algún tiempo, la ciudad de Nueva York lleva implementando un proyecto en el cual ciertos contenedores de basura, equipados con sensores tanto de cantidad como de “olfato”, avisan a los recolectores cuando el recipiente está lleno o presenta malos olores que se despiden hacia la calle.

Estos contenedores, alimentados mediante energía solar, han dado paso a una evidente mejoría en las condiciones de habitabilidad de Nueva York, tanto para sus propios habitantes como para los miles de turistas que visitan esta ciudad a diario. Sin embargo, el gran paso vendría con una leve modificación al esquema original, donde la celda solar capaz de alimentar los sensores del contenedor diera vida también a una antena WiFi que entregue conexión a internet gratuita.

De las pruebas a la estandarización

A finales del año pasado, Downtonwn Alliance, la empresa encargada de materializar eltrash-ny-wifi proyecto de la conectividad WiFi a través de los contenedores de basura, realizó pruebas ofreciendo WiFi en ciertos puntos de la ciudad, midiendo la cantidad de personas conectadas a la vez y la calidad de la señal que recibía cada uno de ellos.

En promedio, cada contenedor de basura equipado con la antena WiFi soportó un máximo de 120 personas a la vez con una velocidad máxima de 75 Mbps, datos que desde luego son alentadores y que, de acuerdo a la compañía, se explican por el hecho de que estos contenedores, al estar al nivel de la calle, no sufren interferencias con edificios u otras construcciones, posibilitando la fluidez de la señal y con ello la buena calidad de esta.

Y ahora, después del éxito en las pruebas, viene la parte interesante: montar el mismo equipo WiFi en 170 contenedores en las calles de Manhattan. Dentro de los próximos días, comenzarán a instalarse estos dispositivos, que entregarán conectividad a gran parte de este mítico borough neoyorkino y que, desde luego, le dará un  mejor estándar de vida. Las pruebas durarán hasta finales de 2015 y, dependiendo de cómo resulten, se buscará repetir la experiencia en otras localidades donde, a cambio de un poco de publicidad, miles de personas podrán tener internet gratis sacado directamente desde un contenedor de basura.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR